Tuesday, August 8, 2017

Los hitos históricos del Estado Plurinacional: cuando la cleptocracia se apoderó de Bolivia

JOSÉ CRESPO ARTEAGA

Introducción

Este compendio está dirigido principalmente a gente del exterior del país, y con especial énfasis a toda aquella miríada de admiradores, seguidores y demás creyentes gratuitos (incluyendo un familiar mío en Argentina que está totalmente enceguecido por el proceso “revolucionario”, sin haber pisado jamás suelo boliviano) del caudillo Evo Morales, el nuevo líder espiritual de Occidente (el dictador Franco se creía algo parecido)  y “reserva moral del continente”, como fue denominado por sus acólitos y propagandistas en varias ocasiones y, aun yendo más allá, un diario uruguayo no escatimó en llamarlo “el Mandela latinoamericano” y para terminar de rizar el rizo, otro uruguayo (Galeano) no ahorró en palabras de elogio considerándolo “el más entrañable símbolo de identidad latinoamericana”.  

Provoca repelús que organizaciones humanitarias como la ONU y sus filiales, claustros universitarios de prestigio, casas culturales, instituciones que promueven la democracia y otros valores, además de otros organismos internacionales; le extiendan la alfombra roja y lo colmen de títulos honoríficos allá donde vaya como si desconocieran adrede su hoja de vida y su estilo autocrático de ejercer el poder. A menudo, me pongo a reír cuando veo a Morales y a su omnipresente vicepresidente, Álvaro García Linera, paseándose por el mundo con un aura de santidad que no la tiene ni el mismísimo jefe del Vaticano y, para mayor extrañeza, dando “cátedra” a distinguidos académicos y estudiantes por igual, sobre derechos humanos, libertad de expresión, valores éticos y morales, causas ecológicas, justicia social, integración e igualdad de oportunidades para la mujer, defensa de las minorías, etc.

A todos esos cándidos simpatizantes del mal llamado Proceso de Cambio, debería interesarles conocer un poco acerca de la trayectoria de los jerarcas y otros actores secundarios para hacerse una idea de la dimensión humana y estatura moral de todos estos personajes que con sus acciones nefastas influyen en el devenir de este país empobrecido. Ya decía un trovador, que si los políticos no hicieran tanto daño hasta causarían risa, pero no es el caso. Sirva por ejemplo, que quienes consideran a Evo Morales como un hombre principista, sencillo, generoso y laborioso como ninguno, deberían saber que tal individuo jamás se ganó la vida con el sudor de su frente, que siempre vivió de los demás en su condición de dirigente sindical, que por años saboteó la economía regional de Cochabamba organizando bloqueos de carreteras troncales, a título de defender la hoja de coca que, como todo el mundo sabe, va al narcotráfico. Fuera de eso, conocido es el abandono en que tuvo a sus hijos, a los que no prestó asistencia familiar durante su niñez y recién se acordó de ellos cuando asumió la silla presidencial. Ya como gobernante, insultante es su afición al lujo, costeado por el erario nacional: trajes exclusivos, bebidas caras, aviones y helicópteros nuevos, palacios y museos a su medida y coches blindados. Con estas abochornantes credenciales se erige en autoridad para todos sus gobernados, amén de símbolo y conciencia del resto de la humanidad.

El segundo al mando, García Linera, tampoco le va a la zaga en cuanto a legitimidad y pureza de alma con que quiere aleccionar a las nuevas generaciones de bolivianos: terrorista declarado (“los terroristas de ayer somos los héroes de hoy”), fue encarcelado durante cinco años por alzamiento armado y conspirar contra un gobierno democrático, siendo ideólogo del EGTK, un grupo irregular responsable de varios atentados a torres eléctricas y asalto a las remesas de la Universidad de San Simón, entre otros. Grotescas son sus conferencias de prensa donde se jacta de que somos uno de los países más democráticos del mundo (no obstante el evidente totalitarismo del régimen), aparte de sus continuos ataques a los opositores, tildándolos de sediciosos, separatistas, impostores, vendepatrias y demás florecillas. Y la sabiduría que emana de esa mente preclara no tiene parangón en el continente, aseguran. Así de prestigioso es nuestro “licenciado” Lumbrera.

Con estos singulares apóstoles de la revolución o robolución comandando el carro oficialista, no es de extrañar que sus subalternos, cortesanos y otros funcionarios actúen cotidianamente por encima de la ley, amparados en la máxima evista de “le meto nomás” como horizonte de conducta. A menudo se oye al caudillo vanagloriarse de que su gobierno ha hecho más que todos los gobiernos neoliberales juntos en veinticinco años. Razón no le falta cuando uno se pone a repasar los abundantes episodios de corrupción y saqueo descarado de los recursos estatales en nombre de los más necesitados. Y en medio del aquelarre resulta espantoso conocer las entrañas de la cofradía que lidera Evo Morales, una variopinta colección de oportunistas de repulsiva calaña que pondría los pelos de punta en cualquier sociedad civilizada. Que yo recuerde, nunca antes una agrupación política había reunido tantos corruptos, ladrones, narcos, warmi ch’allpas (maltratadores de mujeres), acosadores sexuales, violadores y hasta asesinos en tan poco tiempo, ocupando diversos cargos de la administración pública. A modo de ejemplo: un salvaje promotor del degüello de perros, tiempo después fue elegido presidente del Senado y como tal llegó hasta ocupar la primera magistratura del país por unas horas, y actualmente funge tranquilamente como ministro de una de las carteras de Estado.

Y algunos lectores se preguntarán por qué le siguen votando masivamente al MAS –especialmente en las áreas rurales y ciudades intermedias- pese a tan terribles muestras de su accionar prepotente, arbitrario y delincuencial durante estos once años de gobierno ininterrumpido, y pese a los innumerables escándalos en que se ven envueltos muchos de sus miembros. Más allá de la fe ciega en el caudillo que le profesa una gran parte de la población, que al parecer tiene el don de generar amnesia en la masa votante; la tibia o nula reacción del pueblo afectado con respecto a las fechorías tiene una explicación profundamente sociológica. Bolivia todavía es en muchos aspectos una sociedad tribal, de impulsos básicos e irracionales, y que responde a estímulos grupales: las constantes marchas de protestas y las multitudinarias festividades folclóricas son una pequeña muestra. Salvando las distancias, se asemeja a la Rusia zarista que describió el marqués de Custine, asombrado por la sumisión completa del pueblo hacia el monarca, resaltando que los mismos rusos colaboraban con su propia opresión, al no tener reacción frente a la tiranía, tal vez por miedo a las represalias. En Bolivia pareciera funcionar de alguna manera la amenaza simbólica: si no votas por Evo o por el partido, los neoliberales te van a quitar todo.

Por otro lado, factores como la indolencia, la anomia social y, sobre todo, una fuerte cultura de tolerancia hacia la corrupción tienen su cuota parte en la consolidación del fenómeno. De ahí que el MAS se haya enquistado en todas las instancias de poder para medrar a su antojo. Y cuando la impunidad es moneda común, el latrocinio cunde como reguero de pólvora. Resultan hasta graciosos los aparentes esfuerzos para luchar contra esta lacra, con un Contralor General que brilla por su ausencia y que esporádicamente aparece cuando le ordenan hurgar hasta en los papeleros de los enemigos políticos, y con una ridícula ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción que tuvo una vez la insólita ocurrencia de declarar al departamento de Chuquisaca como “territorio libre de corrupción”, cual si de una epidemia de fiebre aftosa se tratase.

Esta es una colección de los episodios más relevantes o de los que tuvieron repercusión mediática en su momento. ¡Cuántos hechos no habrán salido a la luz por obvias razones! La gran mayoría de los casos se han dado a conocer por circunstancias fortuitas, por la torpeza de los propios involucrados, por rencillas internas y otros medios; no porque exista un genuino interés por investigar y castigar estos hechos, más bien todo lo contrario. En este conteo no figuran los numerosos escándalos cometidos por funcionarios de baja jerarquía y que, de tanto ocurrir, han perdido relevancia como los incesantes goteos de empleados que son pillados conduciendo vehículos oficiales bajo los efectos del alcohol y que normalmente ocasionan accidentes donde destrozan propiedad estatal, sin que nadie responda por ello. Se ha vuelto costumbre también que las oficinas y dependencias públicas sean utilizadas para festejos con farra y hasta moteles ocasionales. Tampoco figuran los pequeños robos o delitos de bagatela, es indudable que los hay, porque ninguna obra o contrato se adjudica sin su correspondiente diezmo o “coima”.

Tal es el ansia de forrarse a toda costa que incluso gente que desea obtener un cargo en algún puesto, tiene que “invertir” o pagar grandes montos a operadores del partido, la recuperación está garantizada en poco tiempo y con creces, además. En el MAS todo se trafica, hasta los favores más insospechados. Ya decía, en tono de sorna, una acuciosa periodista local que, para trabajar en las filas del Movimiento Al Socialismo, en vez de presentar el currículo vale más el prontuario. Pasen y entérense de las patrañas, abusos, saqueos y otras “hazañas” que ha cometido el régimen encabezado por el ínclito Evo Morales, el gran estadista, el mejor presidente que ha tenido Bolivia, según sus escribientes y vocingleros. Para que quede constancia.

Año 2006

Caso narco-alcalde de Chacarilla (julio, 2006)
Germán Gutiérrez García, perteneciente a las filas del MAS, alcalde del municipio de Chacarilla, provincia Gualberto Villarroel de La Paz, fue sorprendido el 1 de julio en su vehículo con 1,8 kilogramos de cocaína en un control de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de la ciudad de El Alto. Inicialmente fue encarcelado y se le abrió proceso penal por el delito de transporte de sustancias controladas, pero inexplicablemente nunca fue suspendido de su cargo y hasta noviembre de 2010 seguía ejerciendo como alcalde, pese a tener sentencia ejecutoriada.

Involucran a parlamentarios por tráfico de visas a chinos (agosto, 2006)
En el mes de agosto de 2006, la Cancillería denunció que visas, con la firma falsificada del canciller Choquehuanca, para ciudadanos chinos eran negociadas en los pasillos del Parlamento, llegando a beneficiar a más de 3.000 asiáticos que llegaban al país supuestamente por actividades empresariales pero cuyo destino final era EEUU. Según las denuncias, los operadores cobraban entre veinte mil y cincuenta mil dólares dependiendo del caso. En la trama fueron sindicados un funcionario de la embajada en Estados Unidos y varios parlamentarios del Gobierno, como el senador Guido Guardia y el diputado indígena José Bailaba, entre otros involucrados. Lamentablemente las investigaciones no prosperaron y se desestimaron sin mayor repercusión.

Año 2007

Escándalo en Migración: el caso de los pasaportes especiales (marzo, 2007)
Ante denuncias de gente afectada, autoridades de Migración revelaron la existencia de una red de venta de pasaportes que operaba en las oficinas regionales de Santa Cruz y Beni. Según las investigaciones, funcionarios de ambas reparticiones cobraban entre 400 y 600 dólares y, en algunos casos hasta 1.000 dólares, por la entrega de un pasaporte en tiempo breve bajo el rótulo de “caso especial” que normalmente se concede a personas enfermas o becarias. Por revelaciones, se supo que alrededor de 150 pasaportes especiales eran entregados por día, lo que da una idea del volumen del negociado. La lista de implicados fue encabezada por el director de Santa Cruz, Dante Castillo, además de varios subalternos y policías adscritos, y algunos tramitadores externos encargados de efectuar los contactos con los clientes.

Año 2008

La masacre de Porvenir (septiembre, 2008)
El 11 de septiembre, se produjo un enfrentamiento armado entre simpatizantes del prefecto de Pando y campesinos movilizados desde Riberalta y otras zonas rurales por el gobierno central.  El entonces prefecto Leopoldo Fernández ordenó cavar zanjas en el camino de Porvenir a Cobija, la capital del departamento, para impedir el paso de los marchistas y prevenir una posible confrontación. En circunstancias confusas se registró una balacera en el lugar donde murieron 15 personas, además de varios heridos (en ambos bandos). El 16 de septiembre, el prefecto Fernández fue detenido por un contingente militar y trasladado en avión a La Paz, acusado de ser principal instigador de la masacre. Investigaciones posteriores revelaron que todo fue un plan organizado por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, para acabar con el liderazgo de Fernández y debilitar, en consecuencia, el poder de la región opositora conocida como Media Luna (oriente del país). La Unasur se prestó de buen grado a la maniobra del Gobierno, enviando a su investigador Matarollo que se hizo tristemente célebre por elaborar un informe ridículo y exagerado donde incluyó a “muertos” que más tarde aparecieron vivitos y coleando al otro lado de la frontera brasileña. Ocho años después, el exprefecto Fernández, encarcelado en La Paz, fue sentenciado a 15 años de presidio, sin pruebas claras y documentadas, como señala su defensa.

Juan Ramón Quintana es acusado de complicidad en contrabando: caso 33 camiones (diciembre, 2008)
El hombre de confianza del presidente Morales, particularmente célebre por proferir amenazas de mandar a “dormir con los gusanos” al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, durante aquellos luctuosos hechos de septiembre; fue puesto nuevamente en el ojo de la tormenta al ser acusado por el entonces presidente de Aduana, César López, de autorizar el ingreso ilegal de 33 camiones en un paso fronterizo de Pando. Según el denunciante, Quintana se reunió en Palacio Quemado con los propietarios del contrabando a quienes, enfurecido, llamó “sinvergüenzas” (ríase, amable lector)  por sobrepasarse y faltar a su compromiso, pues el convenio había sido inicialmente para 17 camiones que debían ser liberados del control aduanero. Tiempo después, se sabía que el único encarcelado era el exdirector de Aduana por atreverse a denunciar al superministro. Una vez más, don Juan “Camión” Quintana -como fue bautizado por la opinión pública- salió del entuerto con toda la sonrisa del mundo.

Liberan a “clan Terán” tras apenas 99 días de detención: caso hermanas Terán (diciembre, 2008)
En un hecho, por demás insólito, las dos hermanas y el cuñado de Margarita Terán, ex asambleísta y dirigente cocalera perteneciente al círculo más íntimo de Evo Morales, obtuvieron libertad condicional pagando una fianza de 150 mil bolivianos (algo más de 20 mil dólares) y acreditando como domicilio una casa que había sido incautada por la fuerza antidroga. El caso Terán fue uno de los más bullados de 2008, cuando en septiembre sus integrantes fueron aprehendidos en posesión de 145,7 kilogramos de pasta base de cocaína, hallada en una casa de su propiedad en la región del Chapare. Pese a la contundencia de las pruebas y de acuerdo a la Ley 1008 de sustancias controladas, el acto de ser sorprendido con más de 100 kilogramos constituye una agravante que se sanciona con penas de 25 años de cárcel o más. Sirva de ejemplo que las cárceles nacionales están llenas de pequeños traficantes que purgan varios años por haber sido encontrados con escasos kilos de marihuana o cocaína. Al día de hoy, las hermanas Terán están prácticamente desaparecidas del mapa, sin que ningún juez se atreva a reabrir la causa.


Año 2009

Es apresado Santos Ramírez, presidente de YPFB: caso Catler  (febrero, 2009)
Santos Ramírez, expresidente del Senado y alto dirigente del partido de Gobierno, MAS, fue posesionado en marzo de 2008 como presidente de la petrolera estatal, pese a no tener ninguna profesión relacionada al rubro. En febrero de 2009, fue envuelto en uno de los peores escándalos de corrupción al descubrirse que dos cuñados suyos iban a recibir un soborno, a su nombre, de 450 mil dólares de la empresa Catler Uniservice, por la adjudicación irregular de un contrato para la construcción de una planta separadora de líquidos en Santa Cruz. El caso se destapó con el asesinato del empresario Jorge O’Connor en La Paz, por una banda de delincuentes que lo atracó cuando se dirigía a efectuar el pago. Además de otros implicados, Ramírez fue sentenciado a 12 años de cárcel por los delitos de uso indebido de influencias, contratos lesivos al Estado, cohecho pasivo, entre otros cargos. Lo llamativo de este caso es que se convierte prácticamente en el único en el que un jerarca del MAS purga una sentencia de prisión y, por la forma y diligencia con que se llevó el proceso judicial, todo apunta a que fue manipulado para anular políticamente a Ramírez, quien antes del escándalo tenía mucha influencia en el partido y se perfilaba como uno de los posibles sucesores de Evo Morales.


Despiden al director de Vías Bolivia por clonación de boletas de peaje (marzo, 2009)
En febrero, un diputado de la oposición denunció un hecho de corrupción en la empresa encargada de cobrar los peajes al haberse descubierto que estaban circulando boletas clonadas en dos retenes de Santa Cruz. Según los cálculos, el daño al Estado ascendía a más de dos mil dólares por día. Un mes después, el director Josué Salvatierra fue relevado del cargo, acusando éste a la presidenta de la Administradora Boliviana de Caminos (ABC) de estar detrás de su despido al no haberse prestado a órdenes “chuecas”, según se defendió.  En menos de tres años desde la creación de la ABC, la institución ya tenía al menos once denuncias de irregularidades relacionadas principalmente a cobros ilegales para la adjudicación de obras y otros contratos.

Asalto al hotel Las Américas: caso Terrorismo (abril, 2009)
En la madrugada del 16 de abril de 2009, un comando de la policía asaltó el hotel Las Américas en la ciudad de Santa Cruz con la misión de desarticular una supuesta banda terrorista. En la operación murieron tres extranjeros: el boliviano-húngaro Eduardo Rozsa; Arpad Magyarosi, húngaro-rumano; y Michael Dwyer de nacionalidad irlandesa. Según las autoridades bolivianas estos mercenarios planeaban asesinar al presidente Morales, para lo cual acusaron a las autoridades y dirigentes autonomistas de la región de estar detrás del complot y de haber traído a los extranjeros. Lo curioso del asunto es que los mercenarios, que se afirmaba estaban bien entrenados y con supuesta experiencia en la guerra de los Balcanes, fueron pillados en ropa interior, durmiendo plácidamente en sus habitaciones del hotel en pleno corazón de la ciudad. Más tarde, testigos presenciales declararon que no hubo intercambio de disparos como adujo la Policía sino una operación violenta con explosivos y disparos de un solo lado, hecho que fue corroborado por la ausencia de agujeros y otras huellas de proyectiles en las afueras del hotel. Días después se filtraron videos donde se aprecia que agentes gubernamentales plantaron pruebas en los cuartos. Peritos forenses en Hungría e Irlanda certificaron que los extranjeros fueron ejecutados extrajudicialmente, según la trayectoria de las balas en los cuerpos y que además fueron ultimados con disparos a poca distancia y estando arrodillados, contradiciendo la versión oficial del enfrentamiento. Puntualizaron incluso, que uno de ellos agonizó durante mucho rato, ahogado en su propia sangre sin haberle proporcionado atención médica. La operación continuó con la cacería de dirigentes autonomistas, empresarios y políticos opositores, siendo encarcelados y llevados a juicio por supuesto terrorismo, intento de magnicidio, separatismo, alzamiento armado y otras acusaciones sin mayor sustento. Investigaciones independientes apuntan que fue una operación montada por el Gobierno (el hermano del vicepresidente es señalado como uno de los autores intelectuales), donde el cabecilla del grupo irregular, Eduardo Rozsa, jugó el papel de agente doble, con el objetivo de infiltrarse en la organización autonomista, pero que finalmente fue traicionado por el régimen.

Año 2010

El viceministro Torrico y el caso “Extorsión a menonitas” (julio, 2010)
El ministro de la Presidencia, Oscar Coca, anunció que el viceministro de Régimen Interior, Gustavo Torrico, fue despedido porque éste intentó organizar una red extorsiva para conceder de manera irregular documentos de identidad a ciudadanos menonitas. Según revelaciones de un cómplice, el alemán Dirk Schmidt, se planeaba recaudar alrededor de 50 millones de dólares, ofreciendo la radicatoria a familias menonitas, a través de tramitadores que intentaban cobrar mil dólares por persona. Pese a que Torrico y otros funcionarios fueron imputados en su momento por la Fiscalía, el proceso se archivó como tantos otros. Tiempo después, el ex viceministro fue elegido asambleísta para el gobierno departamental de La Paz por el mismo partido, desempeñado sus funciones hasta hoy, con toda “honorabilidad” además.

Detienen a sabio aymara por narcotráfico: caso Narco-amauta (julio, 2010)
El amauta Valentín Mejillones, chamán oficial del pachamamismo y asesor espiritual de Evo Morales tuvo el raro privilegio de investirlo en enero de 2006,  bajo los ritos aymaras en una fastuosa ceremonia efectuada en las ruinas precolombinas de Tiahuanaco y que fue transmitida al mundo entero. Oficiaba además de sacerdote principal durante los festejos del año nuevo aymara, a cuyas celebraciones Morales suele acudir puntualmente. En 2010 volvió a ser noticia al ser sorprendido en flagrancia cuando la fuerza antidroga lo detuvo en su domicilio de la ciudad de El Alto donde había montado una pequeña fábrica de cocaína junto a cómplices colombianos, incautándole además 240 kilogramos de la nefasta droga. Como el pobre infeliz no tenía ningún peso político en el esquema partidario fue encarcelado inmediatamente.

Año 2011

El caso del narco-alcalde de Calamarca (enero, 2011)
El alcalde de Calamarca -municipio conocido por albergar unos bellos cuadros de ángeles en su iglesia colonial-, Yessid Mamani, fue sorprendido transportando 2,9 kilogramos de cocaína escondida en un coche particular junto a un acompañante. Pese a que un juez determinó enviarlo a la cárcel de San Pedro en La Paz, en pocos meses recobró su libertad, gracias a la movilización de sus acólitos y paisanos que protagonizaron bloqueos de carreteras y otras medidas de presión, beneficiándose con medidas cautelares que le permitieron recobrar su honorabilísimo cargo de alcalde. Como descargo, argumentó que concejales opositores le tendieron una trampa plantando la droga en su vehículo, poco menos que dirigidos por la embajada norteamericana y otras agencias del imperialismo.

El paradójico caso del jefe antinarcóticos convertido en narco-general (febrero, 2011)
René Sanabria, como coronel de policía fue jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) entre los años 2007 y 2009. Al ascender al grado de general formó parte del Estado Mayor y presidió el tribunal disciplinario de la institución policial, nada menos. Ya retirado, el gobierno lo nombró director de Inteligencia gracias a sus capacidades organizativas y entrenamiento que había recibido de la DEA. Seguía ejerciendo como asesor gubernamental cuando fue detenido en Panamá el 24 de febrero y luego trasladado a EEUU, donde permanece preso. Fue sindicado de preparar cargamentos de droga, a través de un puerto chileno, con destino final en Miami, habiendo cerrado tratos para el envío de 144 kilos de cocaína y otro por 2,5 toneladas, según quedó registrado en un video de un hotel de Arica. Como era de esperar, el gobierno boliviano guardó silencio sobre el asunto, deslindando toda responsabilidad y negándose a investigar sobre las implicaciones en territorio nacional.

Un tercer alcalde del MAS es vinculado con el narcotráfico: caso Mario Cronembold (septiembre, 2011)
El alcalde del municipio cruceño de  Warnes, fue acusado por la Fiscalía regional de tener relación directa con un narcotraficante colombiano prófugo de la justicia, y por solicitud de la fuerza antidroga fue enviado en 2011 a la cárcel de Palmasola, con detención preventiva junto a su chofer y otros dos implicados. A pesar de ser procesado por legitimación de ganancias ilícitas, encubrimiento y supuestos vínculos con el narcotráfico, Cronembold recuperó su libertad al poco tiempo entre los aplausos y vítores de sus seguidores como si de una estrella mediática se tratase. Actualmente sigue fungiendo como burgomaestre, apareciendo periódicamente junto a Evo Morales en la inauguración de obras y otros acontecimientos políticos de la región.   

El día que los “hermanos” indígenas del Tipnis fueron duramente reprimidos: caso Chaparina (septiembre, 2011)
El 25 de septiembre, una marcha de más de un millar de indígenas amazónicos, que había partido desde Trinidad, Beni en los primeros días de agosto, y que se dirigía a La Paz con la finalidad de exigir respeto a su territorio ancestral que el Gobierno autoproclamado “de indígenas” pretendía avasallar con la construcción de una carretera asfaltada que iba a atravesar el corazón del parque nacional conocido como Tipnis, fue interceptada violentamente por grupos de policías en las inmediaciones de la localidad beniana de Chaparina. Los agentes bien pertrechados con implementos antimotines atacaron brutalmente a los marchistas que descansaban en un campamento improvisado; haciendo uso de gases lacrimógenos disolvieron a la multitud, apalearon y patearon con saña a varios dirigentes, sin tomar en cuenta que en medio de la refriega había niños, mujeres y hasta ancianos. Las imágenes televisivas de pequeños que se habían internado a la selva huyendo de la violencia y que lloraban desconsolados por no saber la situación de sus padres, fueron especialmente dolorosas e indignantes. Decenas de hombres y mujeres fueron enmanillados y amordazados con cinta de embalaje cual si fueran alimañas peligrosas, y luego subidos a buses y camionetas para devolverlos por la fuerza a sus comunidades por su propia “seguridad”. Como era de esperar, nadie en el Gobierno asumió la responsabilidad y se acusó absurdamente a los policías de haber roto la cadena de mando. Hasta hoy el asunto permanece en la impunidad y el ministro que coordinó todo el operativo, Sacha Llorenti, actualmente es embajador ante la ONU donde a menudo interviene en temas de derechos humanos, para mayor descaro.

Año 2012

Ministro Quintana es acusado por la revista Veja de tener nexos con narcotraficante brasileño (julio, 2012)
En julio de 2012, el polémico ministro de la Presidencia nuevamente fue noticia a nivel nacional e internacional cuando la revista brasileña Veja publicó un reportaje titulado “A república da cocaína” en el cual señalaba que Juan Ramón Quintana junto a la ex miss Bolivia, Jessica Jordan -actualmente cónsul en Nueva York-, visitaron la casa del narcotraficante  brasileño Maximiliano Dorado en la ciudad de Santa Cruz, desde donde salieron con “dos maletines”, de acuerdo a fuentes de “inteligencia de la Policía boliviana”, aseguró Veja. Quintana, hirviendo de indignación, anunció que enjuiciaría a la revista en suelo brasileño y el presidente Morales encomendó al embajador en Brasil a iniciar con las acciones legales. Al final todo quedó en simple amenaza y se echó tierra al asunto.

Se destapa corrupción en Enabol: caso Barcazas Chinas (julio, 2012)
En el año 2009, la Empresa Naviera de Bolivia (Enabol) dependiente de la Naval,  firmó un contrato con una empresa coreana para la adquisición de 16 barcazas y 2 remolcadores por un monto total de 28 millones de dólares. Según los planes, las embarcaciones serían utilizadas para transportar hierro del Mutún a través de la hidrovía Paraguay-Paraná hacia puertos del Atlántico. Efectuados los desembolsos por adelantado, sin haber exigido boletas de garantía y otros requisitos formales, se esperaba que los plazos de entrega se cumplieran en 2010. Dos años después una publicación periodística reveló todo el entramado irregular de las negociaciones y mostrando las barcazas prácticamente abandonadas en un astillero chino. En mayo de 2015 el ministro de Defensa admitió que las embarcaciones estaban en avanzado estado de deterioro y que costaría otra cifra millonaria el mandar a recuperarlas, declarándolas “perdidas” finalmente. El proceso de investigación continúa estancado a pesar de que la Fiscalía acusó formalmente a una veintena de implicados, siendo detenidos algunos miembros de la Naval, pero sin tocar a ninguna alta autoridad de Defensa u otra dependencia del Ejecutivo.

La poderosa red de extorsión de altos funcionarios de Gobierno: caso Ostreicher (noviembre, 2012)
En noviembre de 2012, se descubrió que una banda de extorsionadores operaba desde el seno mismo del Ministerio de Gobierno, sin que el ministro del ramo se haya dado por enterado de sus actividades hasta mucho tiempo después. El grupo mafioso era aparentemente comandado por dos altos asesores jurídicos del Gobierno que movían los hilos desde La Paz y Santa Cruz, a través de una red de jueces, fiscales y abogados e incluso funcionarios de la Dirección de Bienes Incautados (Dircabi). Todo salió a la luz cuando se supo que el empresario estadounidense Jacob Ostreicher vivía en condiciones penosas en la cárcel de Palmasola, detenido por supuesta legitimación de ganancias ilícitas, habiéndosele incautado 20 mil toneladas de arroz, maquinaria agrícola y gran cantidad de ganado vacuno. Él aludía que había venido a invertir 27 millones de dólares a Bolivia en actividades agropecuarias, alentado por una invitación del presidente Morales a empresarios extranjeros y no se imaginó que pocos años después le robarían todo, desde la cosecha de arroz hasta sus herramientas que fueron vendidas a precios de remate por los funcionarios implicados. Ya en la cárcel le pidieron gruesas sumas de dinero para revertir su encierro y como se negó a pagar, continuó su calvario de casi dos años, afectando su salud seriamente. Su situación cambió cuando en octubre recibió la visita del actor Sean Penn, quien muy probablemente abogó por su amigo ante el mismísimo caudillo, obteniendo su libertad al poco tiempo dado el terremoto mediático que provocó su caso. Semanas después, Ostreicher abandonó el país sin haber recuperado ni un dólar de sus posesiones.  


…..continuará




--------

Fuentes consultadas:


__
De EL PERRO ROJO (blog del autor), 07/08/2017



2 comments:

  1. Replies
    1. Pero, si te fijaste, Fernando, hay gente "inteligente" que lo defiende. Terrible.

      Delete